BENEFICIOS DEL CAFÉ PARA TU PIEL – La Tía Verde

BENEFICIOS DEL CAFÉ PARA TU PIEL


exfoliante-de-cafe

Ya seas un amante del café o lo bebas ocasionalmente, sabes que nada se compara con la primera taza de esta deliciosa bebida por la mañana. Para muchos es la diferencia entre un día productivo o uno que se pasa simplemente bostezando.

Pero el café es mucho más que la bebida energizante por excelencia, también es un aliado perfecto para tu rutina de belleza y ahora vas a saber por qué. Por ejemplo, ¿sabías que se ha demostrado científicamente que la cafeína elimina la celulitis? ¿O que aplicarte un poco en el cabello puede estimular el crecimiento? ¿O que es una forma bastante eficaz de relajar los ojos hinchados? 

El café es la bebida preferida por muchos de nosotros para comenzar nuestro día, pues estimula el cerebro y nos ayuda a comenzar el día con energía. Sin embargo, lo que lo hace aún mejor es que el café tiene otros beneficios asombrosos. Entre ellos se encuentran los beneficios que brinda para un mejor cuidado de la piel. Sí, leíste bien, el café es excelente para tu piel.

Café como parte de tu rutina de cuidado de la piel

Si bien existe una larga lista de beneficios para la salud, el café tiene poderosos efectos en el cuidado de la piel.

El café es rico en antioxidantes, lo que significa que ayuda a combatir los radicales libres que causan daño a la piel. Según las investigaciones científicas, el café es la principal fuente de antioxidantes para la mayoría de las personas, incluso más que otras bebidas como el té o el vino. 

Simplemente beber café es bueno para tu piel, pero su aplicación tópica es más directa y cada vez más popular. Es posible que hayas escuchado ya sobre las mascarillas o pastas de café, ahora sabrás por qué son tan utilizadas.

Conoce las diferentes formas en las que el café ayuda a tu piel.

1. Aliado en el tratamiento contra el acné

El café puede ayudar a reducir las infecciones cutáneas frecuentes y el acné, esto gracias al ácido clorogénico, el cual es un antibacteriano ideal para combatir estas infecciones. Además, los posos de café tienen propiedades exfoliantes naturales que ayudan aún más a reducir y tratar el acné.

Por supuesto, la idea es usarlo como aplicación tópica directamente sobre el cutis. Vale la pena señalar que los granos recién molidos funcionan mejor que las versiones premolidas y empaquetados. Así pues, el café aplicado tópicamente tiene los mismos resultados sobre el cuidado de la piel que beber una taza de té.

Algunas personas utilizan los posos de café usados como una forma de reciclar y sacarle doble provecho. Sin embargo los granos usados no tienen la misma cantidad de ácido clorogénico y cafeína que los granos frescos, por lo que la aplicación será menos potente. Quizás todavía sea un poco útil para la exfoliación, pero para obtener mejores resultados, es mejor usar café recién molido.

cafe-para-el-acne

2. Combate la celulitis

La celulitis es la pesadilla de cualquier mujer, terrible a la vista y el tacto y lastimosamente pareciera que se niega a desaparecer. Bueno, pues donde hay café, hay solución. Cuando se aplica tópicamente sobre la piel, el café puede mejorar el flujo sanguíneo al dilatar los vasos sanguíneos.

La cafeína se absorbe en la piel, donde estimula la dilatación de los vasos sanguíneos cercanos a la superficie de la piel. Como resultado, el aumento del flujo sanguíneo ayuda a reducir la aparición de celulitis en la piel.

Además, un buen exfoliante de café puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel, haciendo que luzca y se sienta más suave y tersa.

Por si fuera poco, debido a que el café puede reducir la retención de agua, resulta más fácil eliminar la celulitis y con ella la temida piel de naranja. Los antioxidantes presentes en el café juegan otro papel importante, pues pueden reducir eficazmente las toxinas presentes en la piel.

El mejor método de aplicación sería utilizar el café como pasta, mezclada con aceite de coco, por ejemplo, como el exfoliante de La Tía Verde. Combinado con un masaje por toda la zona deseada, poco a poco irá desapareciendo la celulitis, especialmente la que se encuentra en los muslos, pompas y vientre.

3. Reduce la inflamación causada por la sobre exposición al sol 

El ácido clorogénico en el café no solo es útil para eliminar el acné, también es muy beneficioso para reducir la inflamación. Además, las melanoidinas y el polifenol del café ayudan con la hiperpigmentación causada por la exposición prolongada a los rayos solares.

4. Desinflama las ojeras y bolsas bajo los ojos

La vida ajetreada de hoy en día nos deja sin mucho tiempo para relajarnos y dormir lo necesario, lo cual tarde o temprano puede provocar ojeras.

Pero lo creas o no, el café además de ayudarte a despertar cada mañana, es buenísimo para eliminar los rastros del desvelo. La cafeína juega un papel importante en esto, pues dilata los vasos sanguíneos, favoreciendo así un mayor flujo de la sangre en la zona de los ojos.

5. Propiedades anti envejecimiento

El café es famoso tanto por sus propiedades como antioxidante y exfoliante. A eso súmale sus propiedades anti inflamatorias y anti bacterianas, y tendrás un arma infalible contra el envejecimiento de la piel.

Se sabe que el café reduce las arrugas y las líneas finas de expresión; y es excelente cuando se aplica tópicamente, pero también cuando se bebe. Investigaciones científicas sugieren que las sustancias en el café pueden aumentar los niveles de colágeno y reducir el envejecimiento prematuro de las células.

El café también tiene propiedades antimicrobianas, lo que significa que puede ayudar a proteger la piel contra los gérmenes. ¡¿Qué más podríamos pedir?!

cafe-molido

6. Exfoliante

Como ya vimos en el segundo punto, el café es un excelente exfoliante. En lugar de tirar los posos de café, agrégalos a tu rutina de cuidado de la piel. Debido a que los posos de café no se disuelven en agua, no se diluirán con el agua, lo que significa que son muy efectivos para eliminar las células muertas de la piel, estimular la circulación y reducir las señales de envejecimiento.

Finalmente, el café también se puede usar para masajear suavemente las áreas sensibles y propensas a agrietarse, como los labios. Usa una mezcla de café molido y aceite de coco para mantenerlos suaves, lo mejor de todo es el delicioso aroma que dejará en tu boca.

Para exfoliar todo tu cuerpo, utiliza la poderosa mezcla de La Tía Verde, la cual contiene café, aceite de coco y azúcar mascabada, ingredientes clave en el cuidado de la piel. Frote la mezcla una vez cada cada pocos días después de lavar tu cuerpo y rostro. Deja que el exfoliante se asiente sobre la piel durante unos minutos y luego enjuaga.

¿Te encanta cómo el café logra despertarte por la mañana? Pues ese poderoso efecto hace lo mismo con tu piel. Cuando se aplica directamente, las propiedades estimulantes del café mejoran el flujo sanguíneo y hacen que tu piel luzca radiante, brillante y, bueno, llena de vida.

¿Conocías todas estas propiedades benéficas del café para con tu piel? Nos encantaría saber cómo incluyes el café en tu rutina diaria de belleza y, por qué no, tu momento favorito del día: la taza de café por la mañana, o el exfoliante de la tarde.