▷ Masajes para la celulitis - La Tía Verde

Masajes para la celulitis


En muchas mujeres, es común ver los síntomas de la celulitis sin importar su edad. Esto es algo que suele ser tomado como poco estético y por ello se suelen sentir acomplejadas y apenadas por poseer estos hoyuelos que comúnmente se presentan en los muslos y en los glúteos.

Tener celulitis o estar cerca de la posibilidad de tenerla, es una cuestión que genera mucha angustia al punto en el que suelen evitar vestir un tipo específico de ropa el cual permita que se vea la celulitis.

En este artículo te hablaré sobre como puedes realizar masajes para la celulitis los cuales ayuden a evitar que aparezca o incluso pueden disminuir un poco su apariencia.

¿En qué consiste el masaje para la celulitis?

Los masajes son una excelente opción para reducir la celulitis sobre todo cuando se ocupan con otros productos para la celulitis ya que permiten que se potencialice el efecto de estos.

Los masajes anticelulitis son una serie de técnicas de presión y movimiento sobre la piel con las que se pretende principalmente movilizar el tejido linfático que se encuentra debajo, rompiendo las acumulaciones de grasa para que se extiendan uniformemente con la zona del cuerpo en la que se encuentre y que no generen las protuberancias características de la celulitis.

Además, estos masajes suelen ser aplicados con productos que ayudan a combatir aún más la celulitis, cuyos componentes ingresan con mayor facilidad debajo de la piel, gracias a que con los movimientos sobre ella se logran abrir los poros. La elección del producto para la celulitis es un elemento crucial en la efectividad de esta técnica casera anticelulitis.

Hablando de lo que resulta crucial para la efectividad de los masajes, el otro aspecto que se debe cuidar es la constancia. Esta técnica debe ser aplicada a diario y sin falta, porque si no, la efectividad se verá considerablemente disminuida, lo cual aumentara el tiempo en el que se podrían estar observando los resultados. Lo más común es que se realicen antes, durante y después de la ducha.

Los masajes funcionan mejor con dietas y ejercicios

Los masajes por sí solos pueden resultar ser efectivos, pero el tiempo y la probabilidad de éxito serán mucho más satisfactorios si se acompañan de una dieta sana y rica en nutrientes, más un poco de ejercicio que ayude a la tonificación de los músculos y la piel, así como a la eliminación de la grasa causante de la celulitis.

¿En cuánto tiempo se ven los resultados de los masajes para celulitis?

Varía mucho en verse resultados que generan estos masajes anticelulitis, Mucho de ello dependerá de las técnicas utilizadas, así como también de la constancia y de los otros elementos con los que los acompañes, tales como el tipo de crema anticelulítica, y de la dieta que sigas.

Por lo regular, después de haber aplicado estos masajes en forma diaria, constante y con la técnica adecuada, puedes esperar a que los resultados se comiencen a notar luego de las 8 a 10 semanas.

También es importante que tengas claro el hecho de que muchas veces la genética influirá en el tiempo que tardan los resultados en verse, el cual podría ser menor o mayor. Pero también es crucial que tomes en cuenta desde el inicio la posibilidad de que los resultados no aparezcan nunca. En ese caso, tienes la opción de acudir a un profesional especializado que te recomiende y aplique un tratamiento anticelulítico más sofisticado que los masajes.

Técnicas de los masajes para celulitis

Para ayudar a aumentar la efectividad de los masajes anticelulíticos, a continuación, te diré 4 técnicas comunes que fácilmente podrás aplicarte en la comodidad de tu hogar.

  • Amansamiento: este es el masaje más común, el cual consiste en aplicar presión alternadamente con las yemas de los dedos y las palmas de las manos, de la misma manera como si estuvieras amasando una masa para pan. Lo que se busca es romper la grasa debajo de la piel, así que no temas hacerlo con fuerza.
  • Bombeo: la técnica de bombeo consiste en entrelazar los dedos de las manos para ir comprimiendo la piel con la presión de las muñecas en forma constante y en pequeñas dosis. Lo ideal es bombear en dirección hacia el corazón, es decir, comenzar desde los muslos hacia la ingle.
  • Rodamiento: esta técnica se caracteriza por ser sumamente dolorosa pero efectiva. La idea es presionar la piel con ayuda de un rodillo a lo largo de la zona afectada.
  • Nudillos: Es una versión menos agresiva de la anterior, que utiliza los propios nudillos en vez de un rodillo.